Vinos de Super Clásico. Don Valentin Lacrado.

Es viernes y llueve y mucho. Salió festejo dentro del ámbito laboral (obvio después de finalizado el horario de trabajo.). Los compañeros recurren a mi opinión sobre qué botella abrir para acompañar unas empanaditas. Se me ocurre que es viernes de Vinos de Super Clásico y nombro una etiqueta que todos conocen y de alguna manera han probado.


Desde la soleada San Rafael, vamos a hablar hoy de un clásico de las mesas argentinas. "Un viejo amigo" propone la Dra. C (alias Paula), y de algo así podemos estar hablando cuando hablamos del Don Valentín Lacrado. Un blend de Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot, proveniente del oasis sur mendocino y que es conocido por todos por su etiqueta amarilla oscura y su sello simil lacre casi llegando al cuello de la botella.
Es producido desde 1965 como orgullosamente dice la etiqueta, que ha sido remozada ultimamente. Quizás sea parte de la estrategia de la bodega señera de San Rafael cuando se dividió en tres partes, Enzo Bianchi que se dedica a los vinos super premium, Famiglia Bianchi que se dedica a los premium y Valentín Bianchi que comercializa vinos medios, con la etiqueta que estoy degustando en ésta tarde gris como bandera.
Como volvió vinos de super, también volvieron las compras de super de los viernes. Así que me traje en el changuito otra botellita para terminar la idea en casa, luego de la prueba grupal. Pagué la botella 84 pesitos en góndola.
Dentro del grupo y con las empanadas calentitas, se comportó bien. No resaltó ni despertó grandes ovaciones, pero tampoco nadie se quejó. La muchachada bajó su contenido en contados minutos. 7 puntos le podemos poner aquí.
En casa, luego, lo pienso un poco más y es un vino frutado y algo herbáceo. Vinoso, si se me permite la palabra, o con "olor a vino". De un tomar fácil, para nada rasposo ni tánico y con una evidente acidez elevada. No molesta, pero se siente la frescura y va directo al paladar sin dar demasiadas vueltas.
Me parece que está bien, sin descollar. Va a cumplir en eventos como asados o juntadas grandes. No tiene demasiadas vueltas ni perfiles descollantes. Hasta me pareció un cachitín elevado el precio.
Le tenía más espectativas al Don Valentin. De todas maneras cumple y acompaña, que ya es mucho.
Abrazos a todos, para éstos días viene el relato de mi visita a Buenos Aires a las instalaciones de Bodegas Lopez con los AWB.
Abrazos y Salud.

Comentarios