Apuntes de Premium Tasting Mendoza 2018. Día 1. Los Talleres I

Volviendo a casa después de disfrutar dos días de Premium Tasting Mendoza, me voy preguntando todo el tiempo "¿Como es que no vine antes?".
Dos días de "toda la industria" reunida en un solo evento en la hermosa Mendoza y en el hermoso Hotel Intercontinental no tienen parangón. 
Cuestión que la vida nos trae a cada uno lo que nos toca en el momento que nos toca. Y a mi me tocó participar de uno de los mejores eventos que el mundo del Vino Argentino pueda brindar en éste invierto frío y crudo del 2018.
Todo sucedió entre los días 16 y 17 de Agosto de 2018.





Ya dije, Hotel Intercontinental, ya dije Mendoza. 
Pero no dije que fuí acompañando a los Argentina Wine Bloggers que en una selección especial hicimos acto de presencia en cerrada formación de comunicadores del vino. Así que muchas gracias a Francisco Rivero Segura, Diego Pernas, Sebastian Casabé, Nicolas Orsini  y Roberto Colmenarejo por dejarme compartir con ellos dos días de cata intensa y aprendizaje.  Ya les llegarán sus particulares visiones de lo sucedido en sus respectivos blogs.
Las fotos que ilustran ésta nota y las que seguirán fueron tomadas en grupo por los AWB en la mesa que compartíamos, así que es posible que aparezcan también en los reportes de los demás blogueros. 
Voy a intentar hacer un relato que sea lo mas pormenorizado que la palabra escrita me lo permita. Sé que a los que fluyen por la Deep Web les resultará un poco engorroso, pero quizás encuentre algún que otro loco "vintage" que guste de deternerse un rato a leer y ver que pasó en las charlas y con cada uno de los vinos degustados en éste primer día de talleres, que fue sin dudas, el más sustancioso de los dos transcurridos en el evento. 
Espero que lo disfruten. 


La primer jornada fue intensa. 11:30 horas puntual nos sentamos en mesas redondas de unas seis o siete personas mirando hacia el escenario donde departirían los expositores, aquellos hacedores de vinos y presentadores de cada uno de los talleres. 

El primero de ellos prometía para los curiosos de descubrir pequeñas perlitas enológicas: "Pequeños Proyectos, Grandes Historias".
Son once vinos que fuimos degustando de a uno en dos tandas y que contó con los hacedores para sumar info a los participantes. 

Arrancamos con una idea: El Vino Naranja. Básicamente el vino naranja es un vino blanco vinificado como vino tinto, es decir fermentado con sus hollejos, lo que le da ese color naranja característico. 
Habló del proyecto L'Orange Alejandro Kuscharoff. Habló de sus vinos naturales, como lo más alto de la pirámide de los vinos con menos intervención humana y de éste vino que probamos como la expresión de ese concepto. El vino en cuestión es el Fammi L'Amore. Un vino de acidez extrema y punzante con un tanino rasposo que quizás no haya llegado a entender. Dice una amiga que no tenemos el paladar preparado para éste tipo de vinos. Prefiero creerle. 


El segundo fue un rosado que ganó fama hace unos años y que en éste se presenta en su cosecha 2017. El Plop Rosado de Cabernet Sauvignon. Lo presenta su hacedor, Manuel Michelini, el más jóven de la dinastía, que como lo harán sus mayores en sucesivas intervenciones durante el evento, apela a la pasión para explicar la forma en que vinifican en su familia. El vino en sí me pareció con una acidez profunda y punzante, con aromas como a frambuesa y "verdes" como al raspón. En boca un poquitín carnoso, pero corto. 


Para la tercer copa tuvimos la primer sorpresa. 
Se trató de Noble "el vino de mi pueblo" San Javier Merlot 2017. Un Merlot cordobés, del valle de Traslasierra, de la Bodega San Javier, de producción biodinámica y del que se extraen unas 20.000 botellas anuales en general. Nos contó Nicolás Jascalevich de la bodega que no tiene madera ni levaduras industriales. Tiene recuerdos florales (como a flores un poco marchitas) y fruta roja en nariz. En boca es un poquitín tánico, de entrada directa y fresca con una acidez marcada pero rica. Tiene recuerdos como "carnosos" o "ferrosos" en un buen pasar por boca, de un largo medio, sin exagerar y un buen recuerdo. Gustó mucho en la mesa y se llevó el primer aplauso de la tarde. 


El siguiente fue el Llevame Volando a la Luna Malbec 2015 y estuvo Pablo Molinengo para contarnos sobre él. Un Malbec de Valle de Uco con poca expresión en nariz. Algo anisado y con recuerdos de su paso por madera. En boca una acidez pronunciada y un final amargo y fresco. 


Quinto apareció el Mundo Reves Cabernet Franc 2017 que fue presentado por Quentin Prommier, su hacedor que desde 2010 lleva adelante este proyecto. Es un vino que presenta notas balsámicas y a café junto con una tono como "mantecoso" en nariz. Buena presencia en boca, con un buen amargor y un tanino fuerte que lo hace un tanto duradero. 


Sexto vino fue el Pulso Cabernet Sauvignon y nos habló de él Julia Halupczok, la cara visible del proyecto. Es un Cabernet que se presenta con aromas a pimiento rojo al principio y algo de fruta, pero no mucha. En boca es delicado y elegante. Tanino redondo y mostrándose fino y un poquitín herbáceo. Me gustó en su perfil sutil, sin demasiadas estridencias que toma éste Cabernet Sauvignon, a tenerlo en cuenta si uno busca una faceta más delicada de la cepa bordelesa.


El que siguió es la segunda versión de un vino que el año pasado me pareció uno de los mejores. Habló Juan Pablo Michelini de su investigación con el velo en su Altar Uco 2017 Blanco. Este es en base a la cepa Chardonnay y tiene una expresión frutada, como a peras o ananá. Se nota la oxidación propia de la forma de vinificación y un recuerdo a miel. En boca entra seductor, con una acidez bastante pronunciada y una especie de "grasa" que lo hace un poco más forzudo. Me gustó, pero me hizo extrañar mucho a su hermano mayor hecho en base a la cepa Sauvignon Blanc. 


Ooooocho para el Negro que no es Blanco de Oscar Hudson que nos contó con su particular forma de ver el vino su producto. Es un blend de Malbecs de diferentes zonas, que cuenta con la ayuda enológica del crack Marcelo Pelleriti. Tiene aromas a frutas negras como ciruelas en mermeladas y algo de tobaco del paso por madera. en boca es robusto y franco. Sin demasiada expresión pero con un buen pasar fresco y amplio. 


El siguiente fue el Finca Beth 2km 2016, blend de Malbec y Cabernet Franc presentado por Enrique Sack. Lo sentí un poco oxidado, con una acidez muy en punta y un toque herbáceo muy presente. 


Después habló Tomás Stahringer sobre su proyecto Vinyes Ocults, de su relación con Catalunya y Mexico, y de cómo todo eso se mezcló con sus raices mendocinas para dar forma a su vino. Tomamos el Vinyes Ocults Gran Malbec 2015. Un Malbec algo herbáceo y salvaje, que después se abre en una expresión como floral. Tánico, impetuoso, avasallante. Se siente su paso por madera y seguramente irá domándose con el correr de los años en la botella. Me gustó. 


Finalmente terminamos el primer seminario de la larguísima tarde con un espumante. Mauricio Vegetti presentó el Lui espumante sin etiquetar todavía (por eso no hay foto ilustrativa), toda una novedad. Esta hecho en base a las cepas Pinot Noir y Chardonnay. Tienen fruta muy expresiva. Se siente la frutilla y también frutas blancas como ananá o maracuyá. Notas a levaduras. En boca pasa fresco y se siente un apenas de ahumadito bien seductor. Habrá que probarlo cuando salga al mercado. 

Terminamos con el primer taller y nos adentramos casi sin solución de continuidad en el segundo: "Elegidos Descorchados Sudamérica 2018", otro título bastante descriptivo como para andar explicándolo. 
Hay vinos de los cuatro paises donde se edita la guía Descorchados y algunas perlitas que don Tapia ha elegido para agasajarnos: 

El primero es otro vino naranja...
Se trata de un vino brasileño, el Era dos Ventos Peverella 2014. Un vino hecho a la manera explicada más arriba y de una cepa tradicional del país norteño que había caído en desgracia y está siendo de a poco revitalizada por éste tipo de proyectos. Estuvo Luis Henrique Zanini para explicarnos en su portuñol sobre lo que hace con sus vinos. El que probamos  tiene aromas herbáceos, como a "hueso" de durazno y un toquecito ahumado. Tiene una acidez punzante y un rasposo extraño. Sigo citando a mi amiga para explicar lo que siento. 


De ahí saltamos a Chile para probar de la mano de Andres Caballero para que nos cuente sobre su Dolmen Cabernet Sauvignon de Alto Cachapoal de Bodega Santa Carolina. Un vino que expresa muy presentes pimientos verdes muy frescos. Tiene un recuerdo como anisado. Una acidez importante y una muy buena estructura. 


Y de Chile vamos al Estado Independiente Asociado de Córdoba nuevamente. Probamos otro vinazo cordobés y lo presentó Daniela Martinelli. Se trató del 30/08 Blend de Tintas 2018. No muy expresivo en aromas, pero con una muy rica acidez y un muy buen agarre en boca. Fresco y cojudo, con recuerdos como a cuero y frutas negras. Carnoso y fresco, untuoso a su modo y que da ganas de tomarlo entre amigos. Muy bueno el segundo cordobés de la tarde!


Y de ahí a la República Oriental del Uruguay. Estuvo Santiago Deicas, uno de los integrantes de la familia dueña de la bodega más grande del país que hinchaba el pecho de emoción al estar presentando un vino uruguayo en Mendoza. Presentó el Deicas Tannat 2016 Valle de los Manantiales, del nuevo terroir de Garzón, en las cercanías de Punta del Este. Es un Tannat fresco, en una expresión poco frecuente en la otra orilla del Río de la Plata. Frutado a frutas negras y algo de recuerdos mentolados, pero muy sutiles. En boca tiene una buena estructura, pero sin demasiadas aristas. Una nueva expresión de la cepa capicúa en una nueva zona vitivinícola oriental. 


Volvimos a Chile con el Garage Wine Co. Truquijemu Vineyard Maule Valley Carignan Field Blend 2015. Esta cepa tiene gran desarrollo en Europa y en el pais hermano trasandino, en éste caso, se expresa con aromas a frutas negras, muy maduras y pimientos verdes. Con una evidente intervención de la madera en aromas "lacticos". En boca se vuelve a expresar su paso por madera y una buena tanicidad. 


Terminamos éste vuelo alrededor del Cono Sur del vino pasando por las alturas de Cafayate con un vino que presentó Raúl Dávalos y se llama El Cateño, Valle Arriba Malbec de Altura 2600 m. Muy expresivo, mucho color, mucha intensidad en copa. Mucho de todo. Fruta negra como mermeladas de higos y pasta de aceitunas negras. Recuerdos ahumados y un toque a orégano especial. En boca explota de estructura pero con un tanino redondo y medio dulzón. Con una acidez en punta y una untuosidad acariciadora. Vino polentoso, untuoso, musculoso. Gran vino del norte para todo el mundo. Aplauso para otro de los mejores de ésta primera parte de la tarde.


El tercer taller de la tarde también contó la animación de Patricio Tapia.
En este caso se denominó "Vinos del Mundo by DIAM".
Diam es una empresa productora de tapones para botellas de vino hecho con una tecnología especial que prácticamente libera al vino de uno de sus históricos enemigos, el TCA. Una de las siete pestes bíblicas que sacuden al jugo fermentado de la uva y que lo degrada, llenándolo del famoso "olor a corcho". Hablando del TCA, es de recordar que al día siguientes, en la Premium Tasting, uno de los vinos degustados tenía ese defecto, para que nos demos cuenta que es un problema mucho más habitual de lo que pensamos.  Muchas bodegas muy encumbradas se están cambiando a tapones DIAM en desmedro de los tapones naturales. A veces hay que dejar la tradición para mejorar el producto final.
Y DIAM nos mostró una serie de vinos del mundo que portan su tapón y nos deleitó por un paseo por el mundo del vino.

Arrancamos con una belleza de vino.
Probamos el Chablis Grand Cru Les Vaudesirs Domaine Long-Depaquit que expresaba en nariz tonos minerales y frutales, como a frutas blancas muy maduras. Algo así como duraznos blancos en compota. En boca intenso, rico, medio mantecoso, toques minerales y recuerdos como a madera quemada. Precioso vino que nos dejó a todos pasmados con su calidad.


De ahí pasamos al Norte de Italia para tomar el Sanct Valentin 2014 Pinot Nero. Un vino intenso con recuerdos a espárragos o algo verde y toques ahumados. En boca tiene poca acidez, lo esperaba más en punta.  Recuerdos como a hueso de durazno. Es mucho más expresivo en boca que en nariz. Mientras se va abriendo empieza a expresar una pequeña frutita delicada, pero a la vez es rasposo y fiero, pero con poca concentración y una gran elegancia.


Y de ahí a Francia a probar un enorme Syrah, el Cote-Rotie Amthyste Que al principio expresa unos pimientos verdes, pero después se pone bien floral. Y despues aparecen algunas frutas frescas negras, como arándanos y recuerdos como a cuero, o animal. Es raro lo que me pasa, porque había leído bastante de los Syrah con aromas salvajes, pero nunca me había cruzado con uno de ellos y es así como dicen los libros, es un recuerdo salvaje o a animal que le queda muy bien a todo lo demás descripto más arriba. En boca tiene una acidez punzante, es fortachón e intenso. Es áspero y deja un recuerdo a frutas negras. Es muy largo y disfrutable si lo que uno anda buscando es un vino indómito y medio salvaje.


Y de ahí al Napa Valley a tomarnos un Cabernet Sauvignon llamado Girard 2014.  Bien expresivo a frutas rojas en mermelada y recuerdos bien intensos de su paso por madera a vainilla y coco. Es sorprendente lo que se siente el recuerdo a coco cuando se lo bebe. Además es medio mantecoso y acariciador en su gran concentración e importante estructura.


Después de ésta vuelta por el universo del vino extranjero, volvemos a lo que pasa cerca de casa y de proyectos que usan el tapón DIAM en sudamérica.

Arrancamos con un hermano chileno el Perez Cruz Limited Edition Grenache 2018, de una cepa que en España es muy desarrollada, pero en el país trasandino es una novedad. En nariz tiene aromas dulzones. "A chicle" dice alguien de la mesa y todos aceptamos la descripción. En boca es dulzón y pasable. Parece como si fuese hecho mediante el método de la maceración carbónica.


Y siguió don Juampi Michelini para presentar su Eggo Franco....... Confesó que no confiaba en éste tipo de tapón, pero terminó aceptándolos para toda su línea baja y que a partir de ésta añada lo incorpora a las líneas más altas de bodega Zorzal. El vino en sí expresa frutas negras y un recuerdo como mentolado particular. Tiene una acidez fuerte y un pasar tranquilo y fresco. Es un rico vino.


Finalmente probamos el Rutini Apartado Gran Malbec 2014 presentado por el prócer Mariano Di Paola Es fuerte, frutado y con intensos recuerdos de madera. Se presenta un poco cerrado aún. Evidentemente es un vinazo que necesita un par de años más en botella para terminar de expresarse. Para aquellos previsores, es una gran inversión a futuro.


Termino éste primer informe con más de veinte vinos descriptos y el relato llega solamente hasta el mediodía de lo sucedido en el primer día de los talleres de Premium Tasting. 

CONTINUARA...


Comentarios