#AWBDescorcha Malbec. Festejando y recomendando la cepa nacional.

Los Argentina Wine Bloggers festejamos el día del Malbec con otra acción conjunta.
De eso se trata la movida #AWBDescorcha Malbec. Una serie de notas recomendando etiquetas de la cepa insignia de la Argentina.


Dice "el manual" que el Malbec "clásico" es de color violáceo. El tradicional malbec de entrada dulzona, acidez fresca, tanino redondo y dulce. De aromas a violetas y ciruelas, con esporádicas apariciones de especias, menta y cuero. Al que la madera lo hace goloso y fortachón. Vinos "masticables" y que terminan de redondear una experiencia frutada y agradable, tan apetecible para el paladar patrio. Pero la uva nacional puede tomar muchísimas personalidades diferentes.


La pregunta sobre qué Malbec recomendar es un laberinto en sí misma.
Hay miles de etiquetas, hay miles de posibilidades. Innúmeras formas de vinificarlo. Los hay concentrados y sobremaduros. Los hay punzantes y ácidos. Los hay muy aromáticos, los hay muy gustosos. Los hay de altura y de latitudes muy australes.
Se me ocurre encarar la recomendación, buscando el vino que puede llegar a andar bien en cada situación (surge la estrafalaria definición de "maridaje situacional" y me río de mis propias palabras).
Sabemos que lo importante del disfrute, además de la comida que acompaña, es el momento o lugar en que una botella se descorcha. Así un vino medio puede ser estrella en ciertas situaciones y uno muy encumbrado puede quedar tapado en otras.
Así que voy a recomendar cuatro vinos para cuatro situaciones posibles.
Son vinos de perfil "tradicional" o "clásico". Se me ocurre nombrar por eso vinos que respeten las características clásicas del Malbec argentino. Seguramente mis compañeros Wine Bloggers que son menos conservadores que quien escribe completarán la paleta de posibilidades con sus recomendaciones.
Ahi vamos:


La primer recomendación tiene la mejor relación entre calidad y precio que se me venga a la mente. Es la perla oculta de la vinoteca. Un vino de bajo costo, pero enorme potencial y que hará que usted quede como un gran conocedor y mejor ecónomo. El Cayado Malbec es un vino de Eduardo Vidal, un enólogo que va encontrando su lugar a fuerza de grandes etiquetas. Este en particular es un Malbec de Luján de Cuyo en el que la madera ha tenido muy poca intervención. Baja intensidad de color. Franca y fresca nariz frutada con aromas a ciruelas bien dulces muy marcados. Con pequeñas apariciones de especias y regaliz. En boca es rico, jugoso, fresco, frutado, dulzón y hasta un toquecito empalagoso. Muy bueno y a un precio más que moderado. 



La siguiente recomendación va por el lado práctico. Supongamos que está en una parrilla con una escueta carta de vinos. O lo han invitado a una reunión de amigos de improviso sin tiempo para pasar por la vinoteca amiga, estando solo abierto el supermercado.
Es en ese momento en que el Trapiche Reserva Malbec no lo va a dejar nunca a gamba. Un vino musculoso, sin demasiadas vueltas pero directo y franco. Mas bien escueto en nariz, algo floral, como terroso y con recuerdos de regaliz y no mucho más, pero con una presencia en boca importantísima. Tanino redondo y agradable, estructura elegante. Fresco y vivaz. Parece hecho a medida para acompañar una tira de asado. Gran compañero, que seguro no lo va a defraudar.




Ahora pongámosle que tiene que hacerle un regalo al médico que tan bien lo trató o es el cumpleaños de un amigo a quien estima y que sabe que va a disfrutar de un rico Malbec. En ese caso, qué mejor obsequio que un Finca La Anita Malbec!
Es un vino con el color del Malbec, violáceo y bastante oscuro. Ha pasado unos tres meses en barricas de roble francés, así que no será la madera la que tenga preminencia. Es muy aromático, a ciruelas pasas y frutas negras, como arándanos. Acompaña un toque anisado que complejiza y todo con un ahumado que enriquece. Al abrirse se pone un poco más floral, como a violetas. En boca es elegante, sedoso, pero con una buena estructura. Una acidez fresca que lo hace vibrante y un largo final con recuerdos de ciruelas y chocolate amargo. Un riquísimo vino hecho a la manera tradicional. Sin extremar la concentración ni pasarse con la acidez y que tiene todas las características varietales. Lo hará quedar como un dandy, casi como Manuel Mas el titular de la bodega. Creame.



Finalmente, si un día quiere tirar la casa por la ventana porque tiene un aniversario muy especial, o se recibió alguien de su familia, o quiere guardar una botella única para cuando su hija cumpla quince, o simplemente quiere renovar el amor a la luz de la velas en una noche inolvidable, le recomiendo un vino  la bodega campeona mundial del Malbec. Bodega Viña Cobos produce varios de los vinos más caros y reconocidos del mercado. Su portfolio es una especie de guía para entender de qué se trata la cepa. Los Malbecs de su línea Bramare Vineyard Designate  son cuatro y provenientes de distintas fincas ubicadas en Pedriel, La Consulta, Tupungato y Las Compuertas en Mendoza designadas por sus nombres Marchiori,  Rebón, Zingaretti y Touza respectivamente. Cada uno con las características diferenciales de cada terroir. Entonces, si quiere gastarse unos cuantos pesos en ese vino especial para recordar por mucho tiempo, le recomiendo especialmente el Bramare Marchiori Vineyard Malbec. 
Compartimos con los Digame Sommelier en enero pasado una botella de la añada 2011 y de allí proviene la nota de cata:
Es un característico Malbec de la primera zona, proveniente de una finca en Pedriel, Lujan de Cuyo de viñedos de más de 50 años de edad. Violáceo, bastante pesado en la copa. Con notas bien marcadas de ciruelas maduras y violetas frescas. Con la aparición de aromas especiados, sobre todo tomillo y recuerdos a mentol. Tiene toques de grafito y tabaco también. El trabajo de la madera se hace notar cuando aparece el chocolate amargo. Riquísimo en boca, con sabores complejos que se quedan acompañándonos un rato largo. Sedoso y con presencia. Complejo y fantástico para disfrutarlo solo o en medio de esa gran cena que estuvo esperando tanto tiempo. Fíjese, eso si, que tenga uno par de años en botella, no lo tome muy jóven. El tiempo le vienen fantástico.


Termino de leer las recomendaciones anteriores y me da vértigo pensar en todas las bodegas y etiquetas que no nombré. Me dan ganas de escribir veinte veces la misma nota con vinos diferentes cada vez. Igual creo que es un pequeño pantallazo de lo que uno se puede encontrar cuando habla de Malbec.
Les dejo el link a un par de notas que escribí el año pasado sobre la cepa y su historia en la Argentina:
Malbec, primera parte
Malbec, segunda parte
Seguiremos andando por los caminos del vino y comunicando con los Argentina Wine Bloggers. Salud!

Comentarios